Cuando se enferma o accidenta un trabajador

La Federación Panadera de la Provincia de Buenos Aires ha publicado una interesante nota que ha elaborado el Dr. Fabian Campana para ayudar al industrial panadero a actuar de la mejor manera cuando se produce un accidente o cuando una enfermedad le impide concurrir a trabajar. Esto Ud. debe saber:

 

– Cada accidente o enfermedad inculpable que impida la prestación del servicio no afectará el derecho del trabajador a percibir su remuneración durante un período de tres meses, si su antigüedad en el servicio fuere menor a 5 años, y de seis meses si fuese mayor a 6 años. En los casos que el trabajador tuviere carga de familia y por las mismas circunstancias se encontrara de impedido de concurrir al trabajo, los períodos durante los cuales tendrá derecho a percibir su remuneración se extenderán en 6 meses y 12 meses respectivamente si su antigüedad fuese inferior o superior a 5 (cinco) años.

 

– El trabajador, salvo casos de fuerza mayor, deberá dar aviso de la enfermedad o accidente y del lugar en que se encuentra, en el transcurso de la primera jornada de trabajo respecto de la cual estuviere imposibilitado de concurrir por alguna de esas causas. Mientras no lo haga, perderá el derecho a percibir la remuneración correspondiente salvo que la existencia de la enfermedad o accidente, teniendo en consideración su carácter y gravedad, resulte luego inequívocamente acreditada.

 

– El trabajador está obligado a someter al control que se efectúe por el facultativo designado por el empleador.

 

– Vencidos los plazos de interrupción del trabajo por causa de accidente o enfermedad inculpable, si el trabajador no estuviera en condiciones de volver a su empleo, el empleador deberá conservárselo durante el plazo de 1(un) año contado desde el vencimiento de aquellos. Vencido dicho plazo, la relación de empleo subsistirá hasta tanto alguna de las partes decida y notifique a la otra voluntad de rescindirla. La extensión del contrato de trabajo en tal forma, exime las partes de responsabilidad indemnizatoria.

 

– Vigente el plazo de conservación del empleo, si del accidente ó enfermedad resultase una disminución definitiva en la capacidad laboral del trabajador y éste no estuviere en condiciones de realizar tareas que anteriormente cumplía, el empleador deberá asignarle otras que pueda ejecutar sin disminución de su remuneración.

 

– Si el empleador no pudiera dar cumplimiento a esta obligación por causa que no le fuera imputable, deberá abonar el 50% de una indemnización por antigüedad.

 

– Si estando en condiciones de hacerlo no le asignare tareas compatibles con la aptitud física p psíquica del trabajador, estará obligado a abonarle una indemnización por antigüedad.

– Cuando de la enfermedad ó accidente se derivara incapacidad absoluta para el trabajador, el empleador deberá abonarle una indemnización por antigüedad.

 

– Este beneficio no es incompatible y se acumula con los estatutos especiales o convenios colectivos puedan disponer para tal supuesto.

 

– Si el empleador despidiese al trabajador durante el plazo de las interrupciones pagas por accidentes o enfermedad inculpable, deberá abonar además de las indemnizaciones por despido injustificado, los salarios correspondientes a todo el tiempo que faltare para el vencimiento de aquella o a la fecha del alta, según demostración que hiciese el trabajador.

 

– Y recuerde siempre consulte con su abogado.

Publicaciones Recientes

escriba su busqueda y presione enter