Los fitoquímicos potencialmente saludables del grupo benzoxazinoide son abundantes en granos de cereales y producto alimenticios.

Si bien la exposición de la Dra. Fomsgaard fue de alto contenido técnico científico, dejó en claro la importancia del consumo de granos y cereales en el crecimiento y desarrollo de las personas y destacó la importancia de los panes que lo integran.

Las    proteínas, los carbohidratos y la grasa son moléculas grandes que son nutrientes  necesarios para el crecimiento y el desarrollo; tanto para  el consumidor  humano  como para el propio  cultivo de cereales. Las pequeñas moléculas, como los benzoxazinoides(BX),lignanos, compuestos fenólicos y alquilresorcinoles no  son necesarios para el crecimiento y  el  desarrollo, pero a    menudo tienen interesantes  actividades biológicas explotables;y están presentes en los  productos  alimenticios de cereales.
Durante mucho tiempo, se creía que los BX sólo estaban presentes como  compuestos  de defensa  en  las plantas  jóvenes de cereales.
En  2008 descubrimos que los granos maduros de centeno y trigo contienen BX. El    pan horneado  en nuestro laboratorio a  partir de centeno o trigo tratado de forma hidrotermal mostró  que contenía cantidades  sustanciales de BX. La  composición y cantidad de  BX en los  productos  alimenticios  dependía  mucho  más del proceso de preparación de los alimentos que  de la  variedad. Los  BX fueron absorbidos por cerdos, ratas y seres humanos después de  consumir  alimentos  a base de centeno. Los BX tienen una gama de propiedades Farmacológicas  potenciales,  según lo revisado  por Adhikari  et  al  (2015). Cuando las  bacterias inducen la  producción  de citoquinas inflamatorias  en las células inmunes innatas, una dieta  previa  alta  en BX mejora  esta producción, lo que indica un efecto inmune-modulador de los BX. Con  un método  analítico altamente sensible, la incorporación de  6  compuestos BX  en   tejido prostático   humano  se  documentó después de una dieta alta en BX  de  una semana.
La ingesta de BX por seres humanos, cerdos y ratas no está restringida a tener  lugar en ensayos  experimentales con alimentos producidos especialmente. Nuestros análisis recientes de 25 productos alimenticios comerciales  de cereales, comprados en supermercados daneses, mostraron  concentraciones de BX desde no detectables hasta más de  500 μg/g de peso seco. La mayoría  de los productos con alto contenido  de centeno tenían altas concentraciones de  BX.
En  base a lo  descrito anteriormente, los posibles efectos protectores de  la  salud  de los BX deberían  ser  centrales  en  el desarrollo  futuro  de productos alimenticios funcionales para  los  seres humanos  y  de piensos para animales.  La investigación en  el futuro debería abarcar: la caracterización completa de las estructuras BX; métodos para el fácil aislamiento de  compuestos  puros; destino de los BX en el cuerpo – ocurrencia en plasma y  orina, y distribución a tejidos; estudios de efectos  – no sólo el  registro de los efectos, sino la comprensión de  los mecanismos detrás de los efectos.

 

Publicaciones Recientes

escriba su busqueda y presione enter