Dramática situación de la panadería venezolana

El Gobierno de Venezuela controlará las panaderías de Caracas. La UIBC se solidariza con sus colegas venezolanos.


Ante las noticias adjuntas aparecidas en diversos medios, en relación con el inicio de inspecciones masivas en las panaderías de Caracas, la UIBC desea hacer pública su solidaridad y apoyo a sus colegas panaderos venezolanos, que están trabajando desde hace muchos años en una situación de enormes dificultades, provocada por la escasez de materias primas y la gravísima crisis económica que atraviesa el país.

La UIBC quiere solidarizarse asimismo con el pueblo venezolano, víctima de un desabastecimiento cuyas causas no pueden buscarse más que en sus gobernantes.

Nicolás Maduro amenaza con expropiaciones para ganar “guerra del pan”. El cree que hay una conspiración que atribuye a los productores para inducir la escasez del producto y generar malestar. “La van a pagar, yo se los juro. Los responsables de la guerra del pan la van a pagar y después no vayan a decir que es una persecución política”, advirtió Maduro en su programa de televisión semanal.

El gobernante socialista y su vicepresidente, Tareck El Aissami, anunciaron que habrá detenciones y que las panaderías que incurran en ilícitos serán expropiadas y cedidas a los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), unos grupos comunales que distribuyen alimentos a precios subsidiados en zonas populares.

Panadería que incumpla, será ocupada por el gobierno y la vamos a entregar a los CLAP para que las pongan a producir”, afirmó el vicepresidente en el mismo espacio televisivo.

Maduro enfatizó que, a los “especuladores que le esconden el pan al pueblo”, les debe caer “todo el peso de la ley, porque están metiéndose con lo más sagrado. Hasta nuestro señor Jesucristo metió al pan en el Padre Nuestro”, dijo el dictador venezolano.

Publicaciones Recientes

escriba su busqueda y presione enter