Destacada labor de APACA en favor de las medidas para panaderos del país.

 

Los directivos de APACA mantienen gestiones permanentes en el ámbito de la ciudad, pero también ante el Gobierno Nacional, para resolver los serios problemas a los que se  enfrenta el sector.A través de distintas fuentes hemos podido ir reconstruyendo  los sucesos posteriores a la declaración del aislamiento obligatorio en el ámbito de la industria panaderil.

Lo primero que se destaca en el ámbito dirigencial, es la decidida actitud pro activa demostrada ante la crisis en  las panaderías por APACA (Asociación Panaderos de Capital Federal), brindando información actualizada a diario con las novedades legales que se fueron sucediendo, publicando informes y asesorando a los colegas panaderos, contadores y demás personas ligadas al sector sobre temas de prevención sanitaria, obligaciones ante la pandemia, beneficios a tramitarse y dando ayuda para que todos puedan acceder a los medios disponibles, incluso apertura de cuentas sueldo por internet desde su página de Facebook y a través de un chat en whattsapp abierto para atender las necesidades del panadero,  promoviendo estudios y artículos doctrinarios en sostén de la postura que defiende la entidad, e intercambiando información con entidades panaderiles, incluso del exterior a través de CIPAN.

En lo relativo a las ayudas para el sector, el gobierno en lo que hace a las pymes como lo son las panaderías, dispuso tres líneas de ayuda, en todas las cuales se involucró APACA para tratar que los panaderos pudieran obtenerlas:

La bancaria que la experiencia marca que no ha dado buenos resultados ante la actitud generalizada de las entidades financieras de no dar la asistencia justamente a los más castigados por la situación económica. Mas alla de que se formalizaron solicitudes y reclamos a través de APACA, con reuniones con funcionarios y sumándose a otras cámaras empresarias, lo que sin embargo no brindó por el momento el éxito esperado por la retracción de los bancos a otorgar créditos blandos de modo masivo como era necesario.

Tambien el gobierno regló la posibilidad de hacer acuerdos con los sindicatos para concretar suspensiones concertadas con pago de sumas remunerativas.

En este ámbito APACA logró la colaboración del Sindicato de Pasteleros, que no sólo se prestó a firmar un acuerdo con una mínima rebaja del salario de bolsillo (que no es tal pues el trabajador evita el gasto de viaje y conexos), sino que liberó a las empresas de pagar las cargas sociales, incluso las del propio sindicato, y que además intercedió igual que otros para lograr todos juntos que se incluyera en la primer semana de mayo a la industria panaderil como actividad en crisis y beneficiaria de ayuda a la que nos referimos en el punto siguiente.

Lamentablemente el sindicato de panaderos no asumió una postura similar y con argumentos principistas (es el  gobierno y no nosotros quien debe dar los beneficios) se negó a brindar toda ayuda a los trabajadores y las empresas. Llamativo si se piensa que tenía facultades para facilitar el no pago de cargas sociales y que son ellos los trabajadores y las empresas las que le generan ingresos a los sindicatos que de otro modo no podrían funcionar. Llamativo entonces ese desinterés por prevenir y proteger a su propia actividad.

Esta situación dio lugar a que desde APACA se elaboraran y difundieran una serie de alternativas interesantes para afrontar la liquidación de sueldos y acotar los costos laborales ante la falta total de colaboración del sindicato y la inexistencia en general de recursos suficientes para pagar sueldos y cargas sociales.

La tercer ayuda importante esta prevista en el Programa de Asistencia al Trabajo y la Produccion implementado por decreto 332/20-

Son llamativas las multiples y finalmente exitosas gestiones que encaró APACA en su esfuerzo para que estas ayudas llegasen a la industria del pan.

Primero reclamando individualmente y  también en conjunto con otras cámaras ligadas a la alimentación para que el decreto implementado se modificara, pues al comienzo no incluía a las llamadas actividades esenciales como es la de la industria del pan, sino que era solo para las empresas que no podían funcionar.

Superado con éxito ese primer escollo, esto dio lugar a que se incluyera como beneficiarios a unos 21.000 trabajadores de  negocios  de venta al por menor de pan de todo el país  que fue la única  actividad ligada a la panadería beneficiaria del programa. Lo que  permitió a  algunos colegas  ahorrarse (o estar en vías de lograrlo) el pago de la mitad del salario de abril 2020 o más aún según los casos.

Pero APACA siguió adelante con su reclamo  pues era necesario lograr dos objetivos, que eran incluir a todos los códigos de actividades económicas de AFIP como posibles beneficiarios de la ayuda, y lograr que se flexibilizaran las pautas que definían cuando considerar que medió una sustancial caída en las ventas, que es lo que determina el otorgamiento de la ayuda del pago del 50% de los salarios.

Así fue que finalmente se dictó la Decisión Administrativa 721/20 de la Jefatura de Gabinete de Ministros publicada en el boletín oficial que flexibilizó como se pedía  la variación del nivel de facturación para acceder al beneficio además de incluirse todos los códigos de actividad económica que identifican a la panadería como afectada por la crisis de la pandemia.

Esto significa según publicación en el Facebook de APACA que toda panadería del país sería beneficiaria de la ayuda para pago de salarios si se cumplen estos requisitos:

1-Haber solicitado oportunamente la inscripción ante Afip como posible beneficiario del programa del decreto 332/20 y sus modificaciones cumpliendo los requisitos exigidos.

2-Tener uno o más de los códigos de actividad económica declarada afectada por la caida de ventas

10712 ELABORACIÓN INDUSTRIAL DE PRODUCTOS DE PANADERÍA

107129 ELABORACIÓN DE PRODUCTOS DE PANADERÍA N.C.P.

463151 VENTA AL POR MAYOR DE PAN, PRODUCTOS DE CONFITERÍA Y PASTAS FRESCAS

472171 VENTA AL POR MENOR DE PAN

472172 VENTA AL POR MENOR DE BOMBONES Y PRODUCTOS DE CONFITERÍA

472190 VENTA AL POR MENOR DE PRODUCTOS ALIMENTICIOS NCP

107309 ELABORACIÓN DE PRODUCTOS DE CONFITERÍA N.C.P.

107999 ELABORACIÓN DE PRODUCTOS ALIMENTICIOS N.C.P.

463160 VENTA AL POR MAYOR DE CHOCOLATES, GOLOSINAS Y PRODUCTOS

107110 ELABORACIÓN DE GALLETITAS Y BIZCOCHOS

107410 ELABORACIÓN DE PASTAS ALIMENTARIAS FRESCAS

 

3.. Que la comparación de la facturación en el período comprendido entre el 12 de marzo y 12 de abril de 2020 respecto al mismo período del año 2019 arroje una diferencia en más en ese período del 2020 que no supere el 5% de la del año 2019.

En tal caso se debe recibir la pertinente notificación en el domicilio fiscal electrónico en los próximos días.

Es importante destacar que todas éstas gestiones fueron realizadas por las autoridades de APACA contando con la colaboración del asesor contable Contador Adrian Mezher y del asesor letrado Dr. Pedro A. Prado,  y cuyos efectos alcanzan a todos los industriales  panaderos de todo el país.

Publicaciones Recientes

escriba su busqueda y presione enter