El CIPAP en Entre Rios con mayores beneficios a los panaderos

Dante Cauvet, el Presidente de la Federación de Panaderos de Entre Rios nos comenta acerca de las acciones desarrolladas ante las autoridades cuidando las panaderías entrerrianas y logrando ideas para mejorar sus ingresos.

En el marco de las actividades desarrolladas, a partir de las medidas tomadas por el Gobierno Nacional en el contexto de la emergencia decretada por la Pandemia COVID-19, se busca salvoguardar a la industria en ésta Provincia de Entre Rios, por lo que se desarrollaron reuniones con el Ministro de Industria y Turismo, Juan Jose Bahilo, poniendolo en conocimiento de la situación del sector y solicitando las pertinentes gestiones, tanto ante el Gobernador de la Provincia como con las autoridades nacionales, a fin de aliviar las condiciones financieras en las que se encontraban la totalidad de las panaderías. Asi, se consiguió la condición del NO corte en el servicio de energía electrica para quienes no puedan pagar las facturas corrientes a partir de un mecanismo simple, de solicitar la inclusión ante la Empresa distribuidora de Energía, y que dichas facturas fueran postergadas en sus vencimientos. De la misma forma se realizó similar gestión para la empresa distribuidora de gas. En esa misma línea se solicitó oportunamente mejorar las condiciones de acceso a los créditos a tasa cero, al igual que la incorporación al programa de Asistencia a la producción y al Trabajo, atendiendo que, habiéndose considerado ACTIVIDAD ESENCIAL la de las panaderías, no estaban incluídas para recibir dichos beneficios, y a partir de las solicitudes realizadas por todas las actividades representantes del sector, se logró revertir. Fueron clave en ello los contundentes informes de evaluación de situación que demostraban que la actividad industrial y comercial había tenido disminuciones en valores que iban del 30 al 80%, según los casos.

Al día de hoy, con algún incremento de las actividades laborales en general, y una cuarentena menos cerrada, se visualizan algunas mejoras, que lejos de llegar a los valores normales de actividad.

Cabe aclarar que desde un primer momento se debieron aplicar y mejorar protocolos sanitarios en cada establecimiento, realizando adecuaciones e inversiones que pudieren corresponder a fin de cuidar tanto al personal de trabajo como a las personas que concurran a las panaderías. De igual modo se intensificaron los recaudos sanitarios en el aprovisionamiento de las materias primas, se modificaron canales comerciales, y se buscaron alternativas que generaran mejoras en las ventas, tendientes a colaborar con la reducción de contagios.

Por otro lado es importante destacar todas las acciones que está desarrollando el CIPAP. Estan dictando cursos virtuales, están generando una política de acción de ventas desarrollando campañas de promoción de las panaderías de barrio y además herramientas que ayudan con la utilización de las nuevas tecnologías.

Publicaciones Recientes

escriba su busqueda y presione enter