Panaderias Venezolanas con caída del 60% en sus ventas

El Presidente de FEVIPAN, Tomás Ramos López, señaló que ante los innumerables obstáculos que deben sortear para producir el pan, debido a las medidas tomadas para la contención del Covid 19 y ante la hiper inflación de Venezuela, los panaderos se constituyen en una especie de “Héroes anónimos” que luchan diariamente por llevar adelante su honrosa misión empresarial y humana..

 

La Realidad que experimentan las panaderías en Venezuela, ya deprimidas desde hace algunos años por la sostenida regulación oficial de precios frente a la permanencia de las principales materias primas para la elaboración del pan,  liberadas y en alza constante, y en algunos casos, ausentes, se agudiza cada día frente a la impactante caída del poder adquisitivo, un proceso inflacionario que pareciera ser imparable, con alzas constantes del dólar frente a la moneda nacional, Bolívares Soberanos en  fuerte depreciación,  y por si fuera poco la llegada del Covid 19 o Coronavirus, pandemia que llevó a la radicalización de estrictas medidas por parte del Ejecutivo Nacional para la contención de una enfermedad silenciosa que viene cobrando incontables vidas, dejando innumerables contagiados y refugiados a nivel mundial, de la cual, aun cuando en menor grado, no escapa Venezuela, señaló Tomás Ramos López, presidente de FEVIPAN.

En sus declaraciones, la máxima autoridad del Gremio de panaderos precisó que estadísticas manejadas por la institución que agrupa y representa a los panaderos y pasteleros de Venezuela FEVIPAN, en concordancia con las 62 Asociaciones de panaderías y Pastelerías afiliadas que integran el 99 % de las panaderías existentes en todo el territorio, dan cuenta de una caída en el consumo del 60 %, lo cual constituye un dramático golpe para el sector, considerado además de carácter estratégico dentro del ámbito alimenticio nacional, pues no solo abastece de pan a la población, sino representa un confiable y popular canal de distribución del 45 %  de productos de consumo masivo de las diversas empresas de Venezuela en el país, que se han visto igualmente afectadas con este panorama.

“Pese a las circunstancias anteriormente descritas, la esencia del panadero, fundamentada en la constancia de hombres y mujeres de trabajo, quienes en su diaria lucha vienen sorteando los innumerables obstáculos, más allá de vivir entre la duda y la desesperanza, persisten en mantener abiertos sus establecimientos, produciendo el pan diario, en alianza con su equipo de trabajadores y proveedores, lo cual les convierte en una especie de héroes anónimos, que no dan espacio al temor, sino armados de coraje y firmeza siguen avanzando y produciendo en su búsqueda por mantener de pie sus

negocios y llevar el alimento a los múltiples consumidores en todo el territorio.”, subrayó el presidente de FEVIPAN.

En ese sentido, Tomás Ramos López indicó que para la diaria rutina laboral, los panaderos deben  lidiar con horarios reducidos, fallas de transporte público, fallas periódicas de agua, electricidad, exigencias de Permisología legal para dueños, encargados y trabajadores del local en el constante desplazamiento de la casa  al trabajo y viceversa, al igual que a las empresas proveedoras de insumos y materias primas, la escasez de gasolina, gasoil y gas, que, gracias a la reciente medida Oficial de importación, se ha venido resolviendo, lo cual ha generado un desgaste en el

sector que busca, por todos los medios el llevar a la mesa de la población el pan nuestro de cada día, convertido en un reto y a la vez una Bendición tanto para los innumerables elaboradores de pan como para sus consumidores.

Publicaciones Recientes

escriba su busqueda y presione enter