El CIPU en Uruguay cumplió 133 años.

El pasado 30 de junio, se cumplieron 133 años de la fundación del CIPU que nuclea a los industriales panaderos de Uruguay. Una entidad ejemplar que ha logrado en éste tiempo convertirse en ejemplo de Institución.

El CIPU ofrece a sus asociados panaderos todo tipo de servicios, contables, legales, orientación profesional, que permiten a los panaderos uruguayos sentirse totalmente respaldados en el ejercicio de su profesión y de su comercio. Y quizá lo más importante es el INSTITUTO TECNOLOGICO DEL PAN que ofrece un laboratorio de primer nivel y una Escuela de Panadería que es símbolo de profesionalismo y responsabilidad.

Y esta historia comienza cuando corría el año 1887 y el Uruguay tenía poco más de 50 años de independencia, los panaderos de la época se unieron para formar lo que es hoy el Centro de Industriales Panaderos del Uruguay, que en sus orígenes se llamó “Liga de Panaderos”. Se constituía así una de las gremiales pioneras de nuestro país, siendo su primer acto el envío de una circular a “socios y colegas”, participándoles su formación, a la par que se solicitaba el concurso “moral y material” para la realización de la obra a que dicha sociedad se vería abocada, resaltando la existencia de ventajas y beneficios que la Sociedad aportaría a la comunidad. Don Federico Barbenes fue el primer presidente que tuvo la institución y lo acompañaban en la Junta Directiva de la misma, diez colegas, que figuran en la referida circular y que con el devenir del tiempo comenzaron a gestionar la personería jurídica, que se obtuvo recién en 1902, oportunidad en la que se le dio a la entidad, el nombre de Centro Unión Propietarios de Panaderías de Montevideo, para pasar a ser en 1941 el Centro de Industriales Panaderos de Montevideo. Ya más cercano en el tiempo y con la mirada puesta en la integración del gremio a nivel nacional, luego de convocar a representantes de la panadería de todo el país, se crea el Centro de Industriales Panaderos del Uruguay. Corría el año 1994. Mucho tiempo ha transcurrido desde aquel lejano 1887 y también muchas han sido las preocupaciones y gestiones que debió llevar a cabo cada una de las Juntas Directivas que se han ido sucediendo. Muy diferentes instancias ha tenido que afrontar el gremio y, seguro es que la institución ha participado, con mayor o menor éxito, en todas ellas. Pero más allá de los resultados que se hayan podido obtener, el trabajar y bregar incansablemente por lo mejor para el sector, ha sido la constante que ha marcado la trayectoria de la más que centenaria entidad, que ha contado con dirigentes que han dado todo de sí por el bienestar de todos los panaderos. “Hoy, al cumplirse 133 años de que se unieran los colegas que en aquel entonces acogía el novel país, se continúa trabajando y bregando para el bien de nuestra panadería y ese trabajo debe continuar, porque seguramente va a seguir siendo actor principal para el futuro de todas nuestras empresas. Para ello, es fundamental que los panaderos, al fin y al cabo destinatarios del esfuerzo dirigencial, comprendan que más allá de los resultados que puedan obtenerse, los mismos podrán ser positivos en buena medida, con la integración y el apoyo asociativo de todos los colegas. Para que nuestra historia, rico patrimonio de nuestra sociedad a la que pertenecemos, se siga contando y se siga sosteniendo en el esfuerzo conjunto de nuestras voluntades, pilar fundamental de nuestra ya extensa trayectoria”.

Publicaciones Recientes

escriba su busqueda y presione enter