LA BAGUETTE, LA CULTURA DEL SABER HACER

Cuando Roselyne Bachelot-Narquin la Ministro de Cultura Frances eligió presentar la candidatura del «saber hacer y la cultura de la baguette de pain» para su inscripción en la lista representativa del patrimonio inmaterial de la UNESCO, los panaderos franceses lo han considerado como una verdadera victoria después de cuatro años de campaña. Sobre esto el Presidente de la Confederación Francesa, expresó:

 

Ganamos una primera victoria y todos podemos estar orgullosos de ello. Porque la campaña para la selección del expediente de solicitud de artesanía y cultura de la baguette de pain patrimonio cultural inmaterial de la UNESCO ha sido larga y, a veces, plagada de escollos.

Afortunadamente, no nos faltó apoyo ni seguidores. Incluso eran muy numerosos.  Primero, por supuesto, en las filas de nuestra profesión, entre los panaderos que se movilizaron desde el primer día. Pero también en todo el sector, desde productores de cereales hasta molineros, pasando por cooperadores, empresas de semillas, ingenieros agrícolas, productores de levadura, fabricantes de equipos … ¡todo el mundo lo ha hecho! Por eso esta victoria es aún más hermosa, porque es colectiva. ¡Es una victoria de equipo!

Tampoco me olvido del fuerte apoyo de muchos funcionarios electos de todos los ámbitos de la vida y de todos los ámbitos de la vida. Quisiera dirigirles aquí el agradecimiento que se merecen, en nombre de toda la profesión, comenzando por el presidente de la República Emmanuel Macron, quien tan pronto como se anunció nuestra candidatura, durante la ceremonia de la tarta al Elíseo, en enero de 2019, nos había prometido su apoyo. Y este apoyo fue decisivo, como lo fue el de la ministra de Cultura Roselyne Bachelot, en la decisión de elegir nuestro dossier y presentarlo en nombre de Francia.

¡Porque se trata de hacer que el mundo reconozca el saber hacer de nuestra profesión, una tradición de excelencia francesa, y que Francia sea reconocida como la tierra del buen pan!

Porque si el comité de la Unesco nos elige, en octubre de 2022, será primero el trabajo de los panaderos franceses el que será distinguido y honrado, inscripto en el Cuadro de Honor de la Humanidad. Nuestro saber hacer se uniría entonces a la comida gastronómica francesa, registrada en 2010.

El reconocimiento de un buque insignia de excelencia pero también el fruto de nuestra maravillosa tierra de Francia, de sus terruños tan diversos como ricos, que en muchas áreas, agricultura, ganadería, producción de lácteos y quesos, horticultura y muchos otros, simplemente da lo mejor.

Entonces sí, devolvamos a esta tierra de Francia, que produce algunos de los mejores cereales del mundo, lo que le debemos. Sigamos  preservándolo como un patrimonio común precioso, para poder, mañana, transmitirlo a las generaciones futuras.

Y luego, la transmisión es también la razón de ser, la razón misma, del formidable compromiso de nuestra profesión por el aprendizaje. Sí, recordemos, nuestras panaderías son los primeros lugares de formación laboral en Francia.

Y que trabajo…Estemos orgullosos de ello!

Porque, si como todos esperamos, la Unesco inscribe el saber hacer artesanal y la cultura de la baguette en el patrimonio inmaterial de la humanidad, será nada menos que el reconocimiento de un orgullo francés.

Atentamente,

Dominique Anract

Presidente de la CNBPF

 

Publicaciones Recientes

escriba su busqueda y presione enter