Skip to content

FALLECIO UN DESTACADO PANADERO ESPAÑOL

Eduard Crespo, de la panadería Fleca Balmes, un destacado panadero barcelones ha fallecido y todo el arco de la panificación española se ha hecho eco de ésta pérdida tan importante en el mundo de la panificación porque ha sido un excelente profesional que se ha destacado no solo por sus aportes a la formación y enriquecimiento de nuevos valores sino también porque todos lo destacan como un hombre de bien. En el periódico LA VANGUARDIA han trazado una imagen de lo que ha sido su vida y su carrera, y lo transcribimos. Dice:

El sector de la panadería barcelonesa está de luto. A los 71 años, falleció Eduard Crespo, encargado de Fleca Balmes. Abandonaba este mundo a cause de una neumonía, han informado sus más allegados. 

Crespo, nacido el 9 de enero de 1950, inició sus estudios en bachillerato, pero al volver de la mili en el año 1972 decidió integrarse en el negocio familiar de esta histórica panadería ubicada en el número 156 del carrer Balmes. 

«Fue uno de los panaderos que siempre abogó por conseguir pan de gran calidad y por recuperar la artesanía en la panadería catalana y española», explica su compañero de gremio y amigo Eduard Verdaguer, al frente de la plataforma Panatics. 

Durante muchos años fue un miembro muy importante y  colaborador del Gremi de Flequers de Barcelona. Padre de dos hijas, Begoña y Giorgina, esta última continúa ahora con la estirpe de la panadería Fleca Balmes. 

Se hizo muy famoso por ser creador de piezas artísticas elaboradas con pan, hasta el punto de que llegó a ilustrar en sus panes toda la colección de las obras completas de Camilo José Cela. En el año 1992, quedó campeón del mundo de panadería artística en París y, además, hace más de 30 años creó por petición del Gremi de Flequers de Barcelona el pan de Sant Jordi, tardando dos años en conseguir la forma de este pan tan conocido como es ahora. 

En 2015 recibió la primera Llesca D’Or concedida por Panatics al panadero del año en Barcelona. Desde 2016 formó parte de la ruta española del buen pan y, dada su categoría profesional, ese mismo año fue nombrado seleccionador nacional de panadería. 

«Por encima de todo esto ha destacado por ser un gran divulgador y maestro que ha formado a muchísimos panderos jóvenes. Era también una grandísima persona», explica Verdaguer, quien señala que nunca fue egoísta y que aportó lo que nadie ha aportada a la panadería española. 

Además es uno de los impulsores junto a Panatics de organizar el Congreso Internacional Barcelona Capital Pa, que celebrará este próximo 16 y 17 octubre su segunda edición y que, tras lo sucedido, lo hará bajo el nombre «Memorial Eduard Crespo». 

Una nota de YAIZA SAIZ – LA VANGUARDIA – Barcelona

CatalanChinese (Traditional)DanishDutchEnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanishSwedishTurkish