Skip to content

UN SIGLO DE HISTORIA DE LA PANADERIA DEL RIO DE LA PLATA

El CENTRO DE INDUSTRIALES PANADEROS DEL URUGUAY fue fundado el 30 de junio de 1887, es miembro fundador de la Cámara Nacional de la Alimentación (CNA) y de la Confederación Interamericana de la Industria del Pan (CIPAN). Como tal integra además la Unión Internacional de Panaderos y Pasteleros  (UIBC).

El CIPU es poseedor de una historia enraizada con las mejores tradiciones del país y con la misma constitución cultural de la nación. La primera asamblea del pueblo oriental (10 de setiembre de 1811) se llevó a cabo en una panadería, conocida como “LA PANADERÍA DE VIDAL”. Hacia finales del siglo XIX, Uruguay era receptor de una enorme ola de inmigrantes europeos. Con ellos, fueron llegando oficios y profesiones practicadas en sus lejanas patrias. Aunque la referencia del panadero en Uruguay puede ubicarse en la vieja y rica historia de la construcción de la patria, es sobre finales del ochocientos que la comunidad panadera montevideana resuelve agruparse para defender mejor sus intereses.

Con fecha 30 de junio de 1887 –en una circular cuyo original aún existe –la sociedad “Liga de Panaderos” presidida por don Federico Barbenes, informa de la constitución del gremio y solicita el concurso “moral y material” para la realización de la obra a que dicha entidad se verá abocada.

Esa “Liga de Panaderos” pasó a ser con el tiempo “CENTRO UNIÓN PROPIETARIOS DE PANADERÍAS” para luego cambiar su nombre por el de “Centro de Industriales Panaderos de Montevideo” y transformarse definitivamente en 1994 en “CIPU – CENTRO DE INDUSTRIALES PANADEROS DEL URUGUAY”.

Ese año, 1887 es el punto de nacimiento de una institución forjada en el esfuerzo y sacrificio, en la pujanza y la creatividad de miles y miles de panaderos que a lo largo y ancho del país han constituido el transitar de un gremio que ingresó renovado al siglo XXI.

LA INDUSTRIA PANADERIL CUMPLE 100 AÑOS

En la segunda década del siglo pasado los dirigentes del Centro tuvieron la acertada idea de crear una revista y cuyos objetivos quedaron plasmados en su primera publicación de junio de 1922, en la que se decía: “hace tiempo que venía haciéndose sentir, la necesidad cada día más apremiante e imperiosa, de la fundación de un órgano que sirviera de medio de comunicación entre el Centro y sus afiliados; que fuera el portavoz de nuestro gremio ante el público y las autoridades; y que fuera también, el defensor eficaz de nuestros derechos, de nuestras necesidades y nuestras aspiraciones. La Industria Panaderil, consecuente con el propósito que determinó su fundación saldrá a luz, mensualmente, por ahora y publicará todas las leyes, decretos, ordenanzas y reglamentos relativos a dicha industria; las de carácter obrero, jornada, descanso obligatorio, seguro contra accidentes del trabajo, etc., etc., que se han promulgado hasta ahora o se promulguen en lo sucesivo, complementándolas con las instrucciones pertinentes para su aplicación en la vida práctica; contestará gustosa y diligentemente, todas las consultas que se le formulen de carácter gremial, legal y jurídico, y suministrará todos los datos, antecedentes e instrucciones que le pidan los asociados y suscriptores.”

Con el correr del tiempo, se ha procurado mantener los propósitos que llevaron a tener la posibilidad de que hoy se pueda conocer más en detalle y con certeza, los diferentes avatares que debió enfrentar el gremio, en los que se puede observar también lo diferente que eran las condiciones, muchas de ellas vinculadas a la situación que vivía el país y también el impacto que provocaban algunos hechos de trascendencia mundial, como lo fueron –por ejemplo- las guerras.

Historias y situaciones han quedado grabadas en las páginas de “LA INDUSTRIA PANADERIL” y seguramente se continuaran guardando por mucho tiempo más, los sucesivos hechos que, sin lugar a dudas, seguirán siendo parte de la vida de la industria panadera de Uruguay, para que los panaderos de mañana  tengan también la posibilidad de conocer la historia del gremio.

Asi “La Industria Panaderil” de este mes de Mayo de 2022 lleva el número 1.200, completando así cien años ininterrumpidos de esta publicación mensual, que es de los panaderos uruguayos y está dirigida a ellos, buscando acercar la mejor y más amplia información, así como pretendiendo ser de utilidad para consultas y ofreciendo en sus diversas secciones un amplio panorama al que se puede acceder a través de su lectura y por sobre todo un panorama de la rica historia de la panadería del Rio de la Plata. Es importante destacar que desde hace un año, en las diferentes ediciones de la revista, el CIPU viene reflejando en las paginas actuales los hechos más destacados publicados a través de la historia.

El actual Presidente del CIPU, ALVARO PENA, dice “Gracias entonces a quienes tuvieron la idea de esta publicación en 1922 y gracias también a todos quienes han hecho posible que la misma permanezca cumpliendo su cometido, a cien años y mil doscientas ediciones de aquella maravillosa idea”.

ArabicCatalanChinese (Traditional)DanishDutchEnglishFrenchGermanIcelandicItalianPortugueseRussianSpanishSwedishTurkish