Skip to content

PLAN DE SOLIDARIDAD ENERGÉTICA PROMUEVE FRANCIA

Francia limita la subida del precio del gas y la electricidad a un 15% el próximo año. El actual sistema de bloqueo de precios de la energía del gobierno francés se alargará en 2023, pero con la solidaridad de los ciudadanos,  situación que también ha obligado al gobierno a prever un plan de solidaridad energética con dos de sus vecinos europeos, Alemania e Italia, países que enviarían electricidad a Francia a cambio de gas, si lo necesitan, ya que el invierno es muy duro y hace falta mucha energía. Realmente un ejemplo de solidaridad entre estos tres países europeos.

Francia mantendrá el llamado escudo tarifario del gas y la electricidad durante el 2023. Por tanto, se alarga más allá de finales de año el sistema de subvenciones por el que el estado asume los incrementos del precio en el mercado energético. Es lo que ha permitido que Francia tenga la menor tasa de inflación de sus vecinos. La cifra de agosto -hecha pública hoy- la sitúa en el 5,9%.

La diferencia el año que viene, sin embargo, es que las familias sí tendrán que asumir una parte del incremento de la factura. El gobierno fija el tope en el 15% a las puertas de un invierno en el que se esperan precios de la energía aún más disparados. Y ante una medida que ya se anuncia impopular, destaca sus virtudes.

Según la primera ministra Élisabeth Borne será un precio todavía muy por debajo del mercado. Sin el escudo tarifario, el incremento de la factura sería del 100% explica Borne: «Estos aumentos nos llevarán a un alza media de la factura del orden de 25 euros al mes para aquellas casas que tienen calefacción de gas, en vez de unos 200 euros al mes sin el escudo tarifario’.

Conscientes del esfuerzo que puede generar el cambio de sistema en las familias más modestas, el ejecutivo francés ha anunciado que habrá un cheque energético para 12 millones de familias, las que tienen los ingresos más bajos. Son cuatro de cada diez del país que recibirán una ayuda de entre 100 y 200 euros mensuales.

BUSCAR LA SOBRIEDAD ENERGÉTICA

Mantener el escudo tarifario costará en el estado francés 16 mil millones de euros. 11 mil millones serán para asumir el aumento del precio del gas y el resto por el de la electricidad. Que las familias asuman parte del incremento es una forma también de buscar la sobriedad energética. La que debe asegurar que Francia no debe recurrir a los cortes puntuales de electricidad o de gas durante el invierno. Porque la crisis energética ha coincidido en Francia con una serie de averías sin precedentes que tiene detenida la mitad de los reactores de su parque nuclear, el más importante de la Unión Europea.

SOLIDARIDAD ENTRE FRANCIA, ALEMANIA E ITALIA

Como mencionábamos, esta situación también ha obligado al gobierno a prever un plan de solidaridad energética con dos de sus vecinos europeos, Alemania e Italia, si el invierno es muy duro y hace falta mucha energía.

Estos dos países enviarían electricidad a Francia a cambio de gas, si lo necesitan. Las reservas de gas natural francesas –explica el gobierno– están al 95%. Lo suficiente para abastecer las necesidades internas y poder exportar a alemanes e italianos. El plan de solidaridad energética no prevé que Francia pida ayuda -o ayude- a ninguna otra vecina. La justificación de la primera ministra francesa es que ‘las economías de estos tres países están muy ligadas entre sí’.

LA PATRONAL RECLAMA UN PLAN PARA LAS EMPRESAS

Las primeras críticas al escudo tarifario llegan de la MEDEF, la principal patronal francesa. Porque no incluye a las empresas. A las pymes se les ayuda con subvenciones de hasta dos millones de euros. Pero no hay un plan cerrado -se negocia con la Comisión Europea- para quienes consumen más energía.

Es el caso de Duralex. La empresa que desde 1945 fabrica vasos y vajillas de vidrio ha anunciado que del 1 de noviembre al 31 de marzo de 2023 cerrará su planta porque no podrá asumir el aumento del precio de la energía que hace funcionar sus hornos. Los 250 trabajadores irán al paro manteniendo el 95% de su sueldo. El temor es el efecto dominó.

Una nota de DAVID MELGAREJO TV3 -Catalunya Ràdio a París

ArabicCatalanChinese (Traditional)DanishDutchEnglishFrenchGermanIcelandicItalianPortugueseRussianSpanishSwedishTurkish