Con más de 35.000 panaderías en todo Francia, 12 millones de consumidores cada día y 6 mil millones de baguettes compradas al año, la panadería-pastelería es un lugar de paso esencial para muchos franceses. De la selección de materias primas para sus productos, los panaderos y pasteleros artesanos construyen un vínculo de confianza con sus proveedores, sus empleados y sus clientes ocupando un lugar especial en la vida cotidiana de los franceses. Seguir adaptando panaderías y pastelerías a las nuevas necesidades y nuevas expectativas de los consumidores, es un gran desafío y con el objetivo de desarrollar la profesión, la Confederación Nacional de Panadería-Pâtisserie Francesa (CNBPF) realizó, durante 45 dias aproximadamente, una consulta nacional a través de una plataforma, para conocer las preferencias  entre panaderos y consumidores, y de esa manera ir perfeccionando el saber hacer del panadero y lograr el mejor pan.

Al lanzar la consulta entre el público en general y los profesionales de la panadería con  la pregunta «Qué soluciones para las panaderías son aún mejores para todos”, la Confederación abrió un diálogo que permitirá una excelencia que beneficiará a los consumidores. En la conferencia el presidente de la CNBPF, DOMINIQUE ANRACT, expresó “Desde su creación, la panadería siempre ha ocupado un lugar especial en la vida cotidiana de los franceses. Año tras año, y gracias al saber hacer artesanal únicos, nuestros artesanos han renovado su enfoque para apoyar a los franceses más cerca de sus necesidades. Al lanzar la consulta más importante jamás realizada con público en general y profesionales de nuestro sector, nuestra Confederación ha abierto un diálogo esencial y profundo sobre todos cuestiones sociales, ya sean económicas, sociales o ambientales. La fuerte participación de los consumidores y Panaderos y pasteleros artesanales testimonian el interés de nuestro enfoque. Estamos convencidos de que estos debates nos permítan, juntos, construir la panadería del mañana». Se explicó que después de recibir 750 propuestas y cerca de 140.000 votos , la Confederación estudió las propuestas más populares y reveló en una conferencia de prensa en la Maison de la Boulangerie en París, los principales ámbitos estratégicos en los que pretende trabajar para desarrollar planes de acción concretos financiados por un fondo de desarrollo específico. Basicamente se explicó que tras analizar los resultados, la CNBPF desea actuar sobre cuatro temas principales para satisfacer las expectativas de los consumidores y panaderos que permitirán la elaboración de planes de acción concretos financiados con cargo a un fondo de desarrollo dedicado.

  • Actuar por una mayor transparencia sobre prácticas, denominaciones, materias primas utilizadas y productos caseros.
  • Actuar para perpetuar la profesión reforzando la formación y el atractivo de las profesiones.
  • Actuar para fortalecer los vínculos sociales consolidando la confianza de los consumidores. Mucho más que un simple lugar de comercio, la panadería es hoy, en la ciudad y en el campo, un vector de vínculos sociales donde el panadero y sus equipos han forjado una verdadera relación de confianza, de escucha y de intercambio con cada cliente.
  • Actuar por el día a día de los panaderos defendiendo sus intereses

También se expresó PASCAL RIGO, Empresario panadero y administrador del Futuro Fondo de Desarrollo asociado a esta iniciativa, que manifestó: “Esta importante consulta confirmó, gracias a su amplia participación, que los franceses y los panaderos quieren actuar y triunfar juntos. Esta dinámica colectiva es valiosa para nosotros y debe amplificar el papel esencial para este extraordinario ecosistema, escaparate diario de artesanías, el mundo agrícola y los vínculos sociales. Por qué queremos crear un fondo de desarrollo ? para facilitar la implementación de soluciones en todos panaderías y pastelerías en Francia.  Estoy convencido que, colectivamente, se puede ayudar a que la profesión evolucione hacia un modelo económico y responsable, duradero y cada vez más unificador e inevitable. «.

En cuanto a las propuestas recibidas, tanto consumidores como panaderos solicitan transparencia sobre lo “casero” y sobre la composición de productos. Una primera posición que demuestra el apego de los franceses y de los consumidores al reconocimiento, es el respeto y el control de diferentes nombres, así como entender lo que consumen.

¿Qué caminos prefieren los ciudadanos y los panaderos? Para mejorar la transparencia sobre los productos «hechos en casa», así como sobre la composición de los productos, los ciudadanos y los panaderos coinciden en que:

• Fomentar el uso de una etiqueta única para facilitar la elección del consumidor y fomentar el trabajo artesanal.

• Implementar controles para garantizar el cumplimiento de designaciones y etiquetas.

• Pensar en el sistema de etiquetas pagadas y la posibilidad de hacer pagar a los fabricantes de productos no artesanales.

• Sensibilizar a los consumidores para que consuman de forma consciente.

• Indicar todos los ingredientes que componen un producto y su proporción: tipo de harina; aditivos, tipo de levadura, y otros ingredientes…

• Añadir información adicional sobre los ingredientes utilizados, incluida su función.

• Indicar sistemáticamente el origen geográfico de todos los ingredientes.